Museo Nacional de Arte Romano


Museo de Mérida

El Museo Arqueológico de Mérida ha sido calificado en España como el más relevante en su género, dada la cuantía y significación de algunos de los objetos aquí expuestos.

Ya en la edad media se inició en Mérida la recopilación de objetos arqueológicos, que conformarían colecciones privadas. En el siglo XVI, Fernando de Vera y Vargas reunió en su casa, el palacio del Duque de la Roca, un conjunto de inscripciones y algunos relieves visigodos que en el siglo XIX pasarían a formar parte de la colección del Museo.

En el siglo XVIII, se creó la colección del Jardín de las Antigüedades en el convento de Jesús Nazareno, hoy convertido en Parador de Turismo. Agustín Francisco Forner, historiador de Mérida, y el Superior de aquella comunidad, Domingo de Nuestra Señora, fueron sus promotores.

La colección se fue incrementando, y en 1838, después de la Desamortización de los bienes de la Iglesia, pasó a ser propiedad del Estado que ubicó la colección en la iglesia del Convento de Santa Clara, ya como Museo Arqueológico de Mérida, pero en condiciones y espacio claramente insuficientes, dado el volumen de la colección.

En 1910 se realizó el primer inventario del Museo que ascendía a un total de 557 objetos, creciendo de forma vertiginosa, hasta que en 1942 la colección contaba con 3.014 referencias. Los últimos libros de registro elevan la cifra hasta más de 30.000, lo que obligó a la creación de almacenes prefabricados dentro del recinto de La alcazaba y en algunos casos estos objetos eran simplemente exhibidos a la intemperie. Esta situación propicio en 1981, coincidiendo con el bimilenario de la ciudad de Mérida, la concesión del Museo Nacional de Arte Romano.

El edificio se proyectó por Rafael Moneo. Está situado frente a los monumentos romanos más significativos, Teatro y Anfiteatro, y en sus cimientos se han localizado algunos hallazgos de importancia. Este museo acoge solamente objetos de origen romano, quedando aparte la colección visigoda, que cuenta con más 400 piezas y se encuentra alojada en La Iglesia de Santa Clara.

El material romano abarca todas las facetas, en muchas ocasiones son objetos excepcionales, que avalan la categoría de este museo.

  1. No hay Comentarios
(No será publicado)